Osteoporosis

Literalmente significa “hueso con aumento de la porosidad” y es lo que ocurre: el hueso pierde su arquitectura normal disminuyendo la estructura que lo mantiene rígido.

Muchas enfermedades, incluso medicamentos, pueden producirla. Las complicaciones más frecuentes son las fracturas, algunas de ellas con una tasa de dependencia y mortalidad muy elevada. El diagnóstico se hace por densitometría ósea, cuanto antes se identifique más efectivo será el tratamiento.