El reuma no existe

No, no nos volvimos locos. Suena extraño que una revista de reumatología afirme que el reuma no existe. Sin embargo, en rigor de verdad es cierto. El “reuma” no es una enfermedad, sino un conjunto de más de 200 diferentes.

No se trata de un juego de palabras; con frecuencia escuchamos: ¿entonces, tengo reuma?, no puede ser que a mi edad tenga reuma, ¿el análisis dice que tengo reuma?, y muchos otros comentarios similares.

Trataremos de aclarar un poco esto. Las enfermedades reumáticas (y no el reuma) son todas aquellas que afectan alguna parte de nuestro aparato locomotor, es decir, músculos, tendones, articulaciones, huesos, etc., pero sin que haya habido un golpe (en ese caso hablamos de trauma).

Estas enfermedades pueden aparecer a cualquier edad, incluso en menores de 18 años (y aún en niños). La confusión con la edad está relacionada con una enfermedad muy frecuente después de los 60 años: la artrosis. Pero esta es solo una de las 200 enfermedades que mencionamos.

Existe, por otro lado, la idea difundida de que "nada se puede hacer por el paciente con una enfermedad reumática", aunque afortunadamente sucede lo contrario, existe un progreso insoslayable en el tratamiento de estos padecimientos; por ejemplo, la gota puede ser tratada con éxito en la mayoría de los casos, para la artritis reumatoide existen tratamientos que modifican la historia natural del padecimiento hacia la incapacidad y los reumatismos de partes blandas pueden ser controlados, incluso hasta la curación en la mayoría de los casos.

Gracias al avance en los métodos de laboratorio como la determinación de distintos anticuerpos podemos identificar de manera más temprana, y por ende con mayor oportunidad de tratamiento, las diferentes enfermedades reumáticas y del tejido conjuntivo y establecer un tratamiento más eficaz de las mismas. En los últimos años vemos con sorpresa la enorme cantidad de estudios con moléculas innovadoras de extraordinario éxito. Por otro lado, los avances en el diseño, materiales y técnicas para la implantación de prótesis han sacado de la incapacidad a miles de pacientes reumáticos.

El reuma no existe