La artritis psoriásica (AP) es una enfermedad de las articulaciones que se presenta en el 10 - 20% de los enfermos que padecen psoriasis en la piel, posee características peculiares en cuanto a evolución y pronóstico.

La lesión articular es inflamatoria, es decir, con dolor, hinchazón, calor y dificultad de movimiento; sin un tratamiento adecuado podría conducir a deformaciones articulares. La gravedad de la artritis no tiene relación con la extensión de la lesión de la piel. Es una enfermedad crónica, que evoluciona irregularmente a lo largo de la vida, con épocas de inactividad y épocas de inflamación y dolor".